La Geoda de Pulpí es la más grande de Europa y la mayor visitable de todo el mundo

En la provincia de Almería hay multitud de ‘joyas’ que merece la pena visitar. La mayoría están a la vista, pero otras se esconden bajo tierra, como la Geoda de Pulpí, la más grande de Europa y la mayor visitable de todo el mundo.

Hay que descender hasta los 60 metros de profundidad para encontrar esta estructura mineral única en el mundo. Se trata de una geoda (un hueco en una roca tapizado de cristales) de unos 8 metros de longitud por 2 metros de altura y recubierta de enormes cristales de yeso que legan a medir casi dos metros. Solo se conoce una más grande en todo el mundo, en Naica (México), pero sus condiciones climáticas extremas no la hacen visitable para el gran público.

Pasado minero en la sierra del Aguilón

Línea de tren entre Águilas y Pulpí a su paso por la Geoda de Pulpí. | Vïctor Visiedo P.

La Geoda Gigante de Pulpí se encuentra dentro de la Mina Rica, ubicada en Pilar de Jaravía. Es una tranquila pedanía a medio camino entre Pulpí y San Juan de los Terreros, rodeada de un hermoso palmeral y cuya historia está ligada a la minería.

La sierra del Aguilón esconde en sus entrañas una gran variedad de minerales, como el hierro, la plata y el plomo que se extraían de la Mina Rica desde mediados del siglo XIX hasta finales de la década de 1960. Sin embargo, su mayor tesoro, la geoda gigante, no fue descubierto hasta 1999.

Antes de acceder a la mina, durante el trayecto entre el edificio de bienvenida y la puerta en la montaña, el visitante conoce más sobre ese pasado minero mientras puede contemplar los edificios que aún quedan en pie de esa época.

Dentro de la Mina Rica

Interior de la Mina Rica. | Geoda de Pulpí

Una vez dentro de la montaña, como si se tratase de uno de los cuentos de J. R. R. Tokien, sorprenden las enormes galerías excavadas a mano minuciosamente por los esforzados mineros (no es una cueva natural). Son amplias, de 1,8 metros de altura de media, aunque en algunos puntos hay cavidades que alcanzan hasta los 40 metros, por ejemplo en la espectacular sala de la catedral, y unos 2 metros de ancho de media.

Hay señales de barrenos por aquí, un pozo por allá, unas botas y algunos restos de ropas de la época tirados por el suelo (dejó de explotarse en los años 60). Incluso, unos cigarrillos Celtas liados que algún minero fumaba en medio de la faena.

También hay tesoros minerales (aparte de la famosa geoda gigante) que llaman la atención de expertos de todo el mundo que no dudan en visitar la mina con frecuencia. De hecho hay varias geodas más, algunas de considerable tamaño, aunque rotas. Destacan la Geoda Partida y la Geoda de Colas de Golondrina.

La Geoda de Pulpí, el final del trayecto

Boca de la Geoda Gigante. | Víctor Visiedo P.

Pero el momento más esperado por todos, sin lugar a dudas, ocurre al final del trayecto. Tras bajar más de un centenar de escalones para salvar los casi 60 metros de desnivel, se llega hasta la mismísima boca de la geoda gigante.

A través de una estrecha oquedad, y de uno en uno, los visitantes introducen la cabeza y medio cuerpo en esta “cueva” con forma de balón de rugby y entonces… Se enciende una luz y ante sus ojos contemplan una de las mayores maravillas creadas por la naturaleza. Gigantescos cristales de yeso tan transparentes que se puede ver a través de ellos. Una maravilla que, hoy por hoy, solo se puede ver en un lugar del mundo: Pulpí.

Cómo llegar a la Geoda de Pulpí (y precios)

Llegada a la Geoda de Pulpí
Llegada a la Geoda de Pulpí. | Víctor Visiedo P.

Para llegar a la Mina Rica hay que tomar la carretera AL-1205 desde Pulpí hacia San Juan de los Terreros. Desde Águilas (Murcia), hay que desviarse 3 kilómetros de la A-332 que une esta localidad murciana con el Levante Almeriense por Cuevas del Almanzora y con sus playas por Pozo del Esparto y Villaricos.

Antes de visitar la Geoda de Pulpí se recomienda reservar, pues es casi imposible encontrar huecos libres en la agenda sin antelación. Se hace a través de la web www.geodapulpi.es. El precio de la entrada es de 22 euros para los adultos y 10 euros para menores de 8 a 16 años.

También hay descuentos para grupos de 15 personas, pagando 15 euros cada una. Existe también una tarifa de 15 euros para jubilados, familias numerosas y personas con discapacidad. Todas ellas incluyen guía, pues no es posible realizar la visita por cuenta propia.

Visita gratuita al Castillo de Terreros

Castillo de San Juan de los Terreros. | Junta de Andalucía

Tras salir de la Mina Rica, aún fascinados por los enormes cristales de yeso de su Geoda Gigante, se puede visitar de forma gratuita (incluido con la entrada) el Castillo de San Juan de los Terreros, pedanía costera muy cercana. Un lugar tranquilo incluso en verano que tiene algunas de las mejores playas de la provincia de Almería, como la playa de Los Cocedores.

Allí, para acabar, puede saciar el apetito con cualquier pescado a la plancha en el Chiringuito «Mar Serena», con unas vistas estupendas del islote de San Juan de los Terreros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.